ESTUDIOS MINISTERIALES: LA CARTA DEL APOSTOL PABLO A LOS ROMANOS_COMENTARIO

carta romanos exegesis

ESTUDIOS MINISTERIALES: LA CARTA DEL APOSTOL PABLO A

LOS ROMANOS_ COMENTARIO EXEGETICO


Spanish | Formato PDF | 2.5 MB

El origen de estas iglesias de Cristo en Ro-
ma es cosa no revelada.  Cosa cierta es que Pa-
blo no  las estableció.   En el  tiempo de escribir
esta  epístola,  nunca  había  estado  en  Roma
(1:13), pero después de escribirla, supo que por
fin iría hasta allí (Hech. 23:11).  En cuanto a Pe-
dro como  fundador de ellas, no hay evidencia
alguna  de  que  él  haya  siquiera  estado  en Ro-
ma.    Si  Pedro  hubiera  estado  en  Roma,  no
habría  habido  necesidad  de  que  Pablo  (un
apóstol)  repartiera  a  ellos  “algún  don  espiri-
tual,”  para  confirmarles.    Pedro  era  apóstol  y
pudo  haber  hecho  esto.   Además,  es  increíble
que Pablo  escribiera a  los  santos en Roma,  sa-
ludando  a muchos  por  nombre,  y  no mencio-
nara  el  nombre  de  Pedro.    Toda  la  evidencia
apunta al establecimiento de  iglesias de Cristo
en  Roma  por  algunos  “Romanos  extranjeros”
(Hech. 2:5-10, Versión de Valera, 1909) conver-
tidos el día de Pentecostés, por algunos cristia-
nos “esparcidos … por todas partes” (Hech. 8:4),
o  por  convertidos  viajando  hasta  Roma  en  el
transcurso normal de sus negocios.
El origen de estas iglesias de Cristo en Roma es cosa no revelada.
Cosa cierta es que Pablo no  las estableció.   En el  tiempo de escribir esta epístola,  nunca  había  estado  en  Roma (1:13), pero después de escribirla, supo que por fin iría hasta allí (Hech. 23:11).  En cuanto a Pedro como  fundador de ellas, no hay evidencia
alguna  de  que  él  haya  siquiera  estado  en Roma.    Si  Pedro  hubiera estado  en  Roma,  no habría  habido  necesidad  de  que  Pablo (un apóstol)  repartiera  a  ellos  “algún  don  espiritual,”  para confirmarles.    Pedro  era  apóstol  y pudo  haber  hecho  esto.   Además,  es  increíble que Pablo  escribiera a  los  santos en Roma, saludando  a muchos  por  nombre,  y  no mencionara  el  nombre  de Pedro.    Toda  la  evidencia apunta al establecimiento de  iglesias de Cristo en  Roma  por  algunos  “Romanos extranjeros” (Hech. 2:5-10, Versión de Valera, 1909) convertidos el día de Pentecostés, por algunos cristianos “esparcidos … por todas partes” (Hech. 8:4), o  por convertidos viajando  hasta  Roma  en  el transcurso normal de sus negocios.

__________Enlace_____________________________________________________________________________________________________________________

DESCARGA | DOWNLOAD HERE>>>________________________________________________________________________________________________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s